Cómo tener éxito en una kedada de chicas

De unos tres años aquí, están creciendo afortunadamente los grupos de chicas y las kedadas. Chicas que como tú se animan a juntarse con más chicas por varios motivos.

Porque llevamos nuestros propios ritmos, porque nos  gusta pararnos, porque nos gusta hablar de nuestras cosas, porque queremos conocer nuevas rutas…

Y eso, a veces nos hace convertirnos en “guías”. Las Bizikumes somos de Navarra, y ya vamos teniendo socias en otras provincias. Yo nunca había hecho bici de monte por Guipúzkoa y gracias a ellas estoy conociendo sitios realmente espectaculares.

Muchas chicas se bajan rutas de btt de wikiloc y hacen de exploradoras de los terrenos para enseñarnos esos paisajes de ensueño, esas sendas que tanto nos gustan o las bajadicas más divertidas.

Te ha tocado alguna vez hacer de  guía de btt en una kedada por tu ruta favorita?

Si aún no lo has hecho, aquí  van algunos consejillos para que todo salga a pedir de piernas!!

La ruta: 

Damos por hecho que te conoces la ruta al dedillo y sabes hasta escapatorias por si hubiera algún percance.

Que la has preparado con mimo y deseas que todas las chicas la disfruten  tanto como tú.

La kedada:

Con la ayuda de las redes sociales y el mapa que vamos ampliando con  más grupos de chicas, cada vez son más frecuentes las kedadas. Muy enriquecedoras y en la que te puedes encontrar con chicas de todos los niveles tanto físicos como técnicos. Lo bueno sería tener un grupo homogéneo, pero no suele ser lo habitual. Así que vamos a ver cómo te puedes organizar para que todas puedan disfrutar de la ruta.

Recepción del grupo:  

Lo ideal es que te presentes como la anfitriona mientras van llegando las chicas y vayas contando cómo va a ser la ruta. Kilometrajes, desniveles, tramos técnicos, peligrosos o carreteras, así como zonas de interés turístico o bares para el almuerzo.

Esto ya debería figurar en el cartel de al kedada, pero hay muchas que se lanzan a la piscina sin saber mucho sobre desniveles o dificultad del terreno.

Para detectar un poco los niveles, puedes ir preguntando a  las chicas y saber si están preparadas para la ruta. Si tienes confianza con alguna, y el grupo es poco homogéneo, se puede plantear la posibilidad de dividir el grupo por ritmos, o para acortarla  un poco si hiciera falta. Si es así, es  mejor tenerlo hablado de antes y saber puntos dónde se pueden juntar los dos grupos.

Equipamiento:

Es muy recomendable comprobar el equipamiento. Pasa lista:

Casco, guantes, gafas, calzado y ropa apropiada, impermeable si hiciera falta. Es bueno haber mirado el parte meteorológico de antes para evitar sorpresas.

Así como comida y agua suficiente para afrontar todo el recorrido. Si conoces fuentes por el camino es el momento de decirlo, para no cargar peso de más.

Comprobar el material: 

Además del material extra que tú puedas llevar como guía, es conveniente que todas lleven al menos lo de ésta lista.

Yo incluyo un botikin, teléfono para emergencias, mechas para tubeles, manta térmica.

Cámaras del tamaño de su rueda, bomba, troncha cadenas o eslabones,  multi herramienta.

Además, puedes comentar que revisen los cierres de las ruedas, los frenos, la presión de los neumáticos etc para tenerlo todo bajo control.

Precauciones: 

No está de más ya que estamos en un entorno natural,  recordar que no debemos tirar nada al suelo, que hay que respetar las plantas y animales, así como no ir gritando ni alborotando.

Para poder guiar al grupo es conveniente avisar que:

Deben ir por detrás tuya, y por delante de la que haga de cierre, si es que la hay, para que no se pierda ninguna. Tener siempre contacto visual con  TODO el grupo y re-agrupar a menudo y contarlo.

En caso de imprevistos como perderse,  mencionar que es mejor quedarse dónde te has dado cuenta, y si llevas silbato, tocarlo para que te puedan localizar. O simplemente silbar. El caso es que se les oiga.

En caso de caída o avería, avisar lo antes posible a las guías para poder reagrupar cuanto antes. Es muy típico que dos se paran a reparar un pinchazo y el grupo se va alejando sin saber nada de eso.

NADIE SE PARA SIN AVISAR.

Activar el protocolo de accidentes en caso de caída. Proteger, avisar y socorrer. No hace falta que seas socorrista, ni médico, pero unos conocimientos básicos de primeros auxilios no está de màs conocer.

Proteger la zona, para que ninguna más se haga daño. Avisar al 112 si hiciera falta, y socorrer como buenamente puedas. A veces con tapar a la victima y no tocarla es suficiente.

Para que ésto no ocurra es bueno que conozcas las zonas de más peligro de la ruta y avises a todas. Puedes hacer un STOP, y comentar lo que hay, una bajada fuerte, un cruce con poca visibilidad…  Pero aún así, siempre puede haber percances y es mejor estar preparada para lo que pueda pasar.

En marcha!!

Si tienes quien te ayude es mejor que una guíe por delante y otra haga de cierre, para que todas las chicas sepan quien va cerrando, y evitar distanciarse y perderse.

Si disponéis  de material del club, como gps o walkies es bueno que lo sepan usar todas  las chicas del club, ya que son materiales de gran ayuda para este tipo de rutas.

Reagrupar  tras senderos ya que se suele alargar el grupo y se pierde visibilidad.

Si una vez en marcha detectas que alguna no va a superar la ruta, bien por dificultad técnica o por física,  es mejor avisarle cuanto antes de que o bien se de la vuelta, o que le acompañe otra chica para no dejarla sola. Esto es lo peor que te puede pasar en una kedada, por eso es tan importante conocernos, y saber desde qué punto partimos. Saber si una está preparada para esa ruta es la clave para que todas disfrutemos.

Si la salida es para TODOS LOS NIVELES; es el grupo en general el que se tiene que adaptar al ritmo de la última. Y como guía priorizar el ritmo para que las que van últimas vayan cómodas.

A la hora de pasar cruces, es bueno que la que conoce la ruta se quede a que pasen las últimas y la cabeza no se distancie por delante, para que no se pierda nadie. Una vez hayan pasado todas, volverías a tu puesto delantero.

Es importante también ir cerrando puertas para evitar conflictos con los vecinos que tienen ganado. Abre la chica de delante, cierra la última. Esto relentiza un poco el grupo. Respetar la propiedad privada.

Por cierto, hablando de ganado… no tocar los cables que ponen que son eléctricos. Lo digo por experiencia, jeje, aunque es corriente alterna, y no hace nada grave, el susto que te mete es monumental.

Si es zona de paseantes, es de cortesía cederles el paso, avisando que somos un grupo, y que si seguimos ciclando a la par, el grupo ciclista aminore al ritmo. Ante todo respeto.

En senderos,  bajadas, zonas técnicas de subida, barro… lo mejor es dejar una distancia de seguridad para no tirar al resto del grupo, o que todas puedan tener la oportunidad de hacer el tramo montadas.

Avisar de la bajada por si hay que ajustar la bici, bajar el sillín, abrir la suspensión, etc

Y… como buena guía de la zona, si eliges una ruta por su interés además de deportivo, cultural, puedes hacer paradas y contar todo lo que sepas de los lugares señalados.

A mi esto es lo que más me gusta cuando voy fuera. Ya que muchas veces por el monte no tiene referencias de los pueblos por los que andas cerca, por lo menos conocerlos y saber un poco de historia.

Al finalizar…

Todo ha ido bien en la ruta, ningún percance, todas reunidas ya de vuelta, pues que mejor manera de celebrarlo y de comentar los chascarrilos del día que tomendo una buena cerveza!!

O igual has organizado una ruta gastronómica-deportiva y cultural… y tenéis un menú esperándoos en el mesa!! Si es así, no dejes de avisarme para la próxima!!

Tienes alguna ruta para organizar una kedada? quieres que te ayude a montar una?

A tu salud!!

Cómo comer en tus salidas en bici

 

El desgaste de la temporada

Hace tiempo que no escribo por el blog. Te preguntarás por qué, no? Pues es que la temporada de bici es muy completa y éste año  especialmente no hemos parado.

Desde que nació mujeres en bici muchas sois las que habéis pasado por el club, otras ya os habéis montado el vuestro gracias a que os habéis conocido aquí o en alguna quedada…

Este año ha nacido Bizikume Guipuzkoa. Un proyecto muy bonito que me tuvo todo el verano a caballo entre Donosti y Pamplona para reconocer recorridos, tanto de monte como de carretera. Había que ayudar a las chicas a conocerse y qué mejor manera que organizando salidas de paseo por los bidegorris, los carriles bici de Donosti o  con la macro quedada donde nos juntamos 200 mujeres para celebrar el aniversario de la Bicicleta…

Se están creando grupos por muchas provincias y gracias al mapa que creé de todo el país podéis localizar otros grupos de mujeres en bici. Puedes repasarlo aquí.

Salidas, quedadas, marchas para chicas… las marcas ven que es nuestro momento y nos hacen embajadoras de sus productos. Tenemos materiales específicos de mujeres que hasta hace poco no había.

Hay oferta y demanda, y afortunadamente cada vez somos más las que montamos en bici.

Y algunas no paramos. Y eso acarrea ciertos problemas de salud que es de lo que quería hablarte hoy.

El desgaste.

Querer llegar a todo puede acabar con tus ganas de montar en bici. Y es que hay tantas salidas que no sabes decir que no. Y luego están las marchas, las carreras…

Sin ir más lejos, yo misma éste año ha participado en la Vuelta a Aragón, y las Powerade Non stop series, las dos,  la San Sebastian Barcelona y la Madrid Lisboa. Y ahora toca la temporada de ciclocrós… No puedo parar, ahora es cuando necesito estar en mi mejor momento. Y para eso es importante una buena planificación de la temporada. Seguro que si haces marchas ya tienes apuntadas algunas del 2018 en tu agenda.

Y eso ha pasado factura a mi cuerpo. Si bien es cierto que media temporada la he pasado cenando en el hospital, ya que cuidaba de mi marido enfermo de cáncer, tampoco me he ocupado mucho de comer bien, de descansar. Para mí la bici ha sido una válvula de escape y en éste año no he parado. Tenía que tener la mente ocupada. Y qué mejor forma de hacerlo que montando en bici?

Llegó un momento que estaba tan cansada que me costaba levantarme de la cama, creía que podía ser algún tipo de intolerancia alimenticia, y dejaba de tomar lácteos, dejaba de comer trigo, cebolla, tomate… cualquier alimento que alejaba de la dieta hacía que me sintiera mejor… momentáneamente.

Llegué a tener serias dudas de si ese día podía salir a rodar. Tenía síntomas de cansancio excesivo, nauseas matinales, sudores fríos… que tal como venían se iban. Pero que durante el rato que los tenía, mejor que no me pillara montando en bici, ya que no tenía ni fuerza para mover las bielas.

El médico me hizo análisis de sangre y todo estaba bien. Gastroscopia, y todo estaba bien… La dietista tampoco me acertaba…

Afortunadamente mi entrenador me puso en contacto con un distribuidor de unos productos dietéticos, primero como suplementos, como vitaminas, minerales, oligoelementos… y con eso mejoré un poco. Pero cuando le conté todos mis síntomas me aconsejó tomar prebioticos y probioticos. Ellos trabajan junto con nutricionistas y vieron claramente cual era el problema.

Y es que el desgaste de la temporada, el estrés, la mala alimentación… me había dejado el intestino para el arrastre.

Y fue con el programa nutricional que me preparó  y con descanso, con lo que he conseguido recuperar  toda mi energía.

A veces hay que saber parar, mirar para atrás, escuchar el cuerpo y decir, ahora me toca cuidar de mi.

Tenemos un desgaste considerable y es posible que si llevas una dieta sana y descanses bien no te haga falta suplementación, como era mi caso antes de éste año. Pero con todo lo que nos había pasado era necesario un reajuste y un buen tirón de orejas para volver a comer bien y descansar.

Ya estoy entrenando duro para mi participación en el mundial de ciclocrós de veteranas en Bélgica el día 1 de diciembre.

Ahora que ya llega el mal tiempo aprovecharé estas tarde de domingo para ir contándote todas las aventuras que hemos tenido ésta temporada.

Te a pasado alguna vez algo parecido?

 

 

 

El mapa de grupos de mujeres Ciclistas

Como ya os dije hace un tiempo, quería hacer un  mapa con los grupos de chicas cicloturistas de España. Muchas sois las que me habéis escrito para empezar a montar en bici. Lo ideal es hacerlo apuntándote a un club o grupo local. Pero no todas tenéis la fortuna de contar con uno cerca de dónde vivís, aunque poco a poco van creándose gracias a vuestra necesidad.

Es la misma que tuve yo hace ahora tres años. Cuando dejé la competición aún sentía ganas de montar en bici, y con los grupos  que iba, apenas iban chicas, ni me aportaban lo que yo necesitaba en ese momento.

Así que me animé a montar uno en Pamplona dónde vivo, y a día de hoy somos casi 200 chicas!!

GRUPOS DE MUJERES

Creo que es necesario que se creen este tipo de grupos para iniciarse. Es cierto que las que ya llevan un tiempo montando, y no necesitan ayuda para nada pueden hacerlo en grupos mixtos, pero mi experiencia me ha hecho ver lo necesario que era que nos juntáramos.

EL MAPA

La herramienta que más utilizo para conocer grupos y ubicarlos es el facebook, pero si tú tienes un grupo, y aún no estás en el mapa, puedes ponerte en contacto conmigo y te añado.

Si tienes grupo y quieres que lo termine de ubicar correctamente en el mapa, con la dirección de las quedadas, la tienda que os respalda,  o un email de contacto, dime y lo añado para completar esa información. Cuantos más datos tengamos para encontrarnos, mejor.

Si no tienes un grupo,puedes utilizar el mapa para desplazarte al lugar más cercano y quedar con ellas, seguro que estarán encantadas de invitarte. Sitúate en el mapa y pincha en la marca. Te saldrá el nombre del grupo y podrás buscarlo en facebook para contactar con ellas.

Aquí está el mapa.

La última opción que te propongo es que crees tu propio grupo de mujeres en bici. Desde ya te digo que no es fácil, pero que tiene muchas muchas recompensas.

Para empezar, si lo que buscas es chicas para salir, eso es lo que vas a tener. Podrás aprender unas de otras y unas atraen a otras, así que en poco tiempo tendrás un grupo majico para salir.

Mujeres en Bici se compromete a ayudarte con todo lo que te haga falta. Además estamos diseñando un mallot exclusivo para todas las chicas que queréis formar parte de ésta comunidad.

Contamos con materiales como walki talkies, gps, diversos materiales para los club que se van anexionando a la comunidad de Mujeres en Bici o descuentos en las tiendas de la zona.

Otra de las ventajas que tiene el tener tu propio grupo de chicas es que las marcas se fijan en ti, te puedes convertir en una influenzer, y te pueden llamar para ser embajadora de sus materiales. Como sabes, yo lo soy de Specialiazed. Así, muchas de las chicas que quieren comprarse bici me piden consejo. Con la experiencia que tengo puedo dar cursos de iniciación y así cubro mis gastos a las carreras. Como ves, son muchas las ventajas de llevar un grupo de chicas que quieren empezar a rodar en bici.

Ahora, tu elijes lo que quieres.

El mapa está en tus manos!!

 

 

 

Un año lleno de Mujeres en Bici

Cuando empecé con el blog me puse una rutina de escribir por lo menos una vez al mes con temas de vuestro interés, ya que sois muchas las que me escribís al correo con muchas dudas. Era la mejor forma de contestaros a todas. De un tiempo a ésta parte no he podido escribir mucho. La comunidad de Mujeres en Bici ha crecido exponencialmente  y en algunas ocasiones me falta tiempo para sentarme en el ordenador. Eso sí, sigo contestando los correos, una media de 20 al día, y lo hago yo sola, no delego en nadie.

Hoy quiero escribir en el blog porque quiero contaros todo lo que he pasado este año y que gracias a vosotras he podido llevarlo lo mejor posible.

Hace un año recibía una de las peores noticias de mi vida. El diagnóstico del cáncer de mi marido. Te puedes imaginar, recién casados hacía sólo un año,  a principios de agosto, con un montón de proyectos juntos, de viajes, de ilusiones… se me cayó el mundo encima. De repente todo se paró, y me pasé varios días llorando, sin ninguna ilusión, ni ganas de andar en bici… nada. No quería ni salir de la cama. Seguí  trabajando, casi como una zombie. Los wasapp del club Bizikume seguían llegando, y casi ni los leía. Vuestros emails se me acumulaban… Hasta que un día me dije que no podía dejar de lado aquello con lo que con tanta ilusión había nacido de mí. Poco a poco fui recuperando mi rutina de salidas en bici, sólo a pasear, salía con las chicas casi fingiendo que todo iba bien,  hasta que  lo empecé a contar. TODAS me ayudasteis un montón.  No os podéis imaginar qué bien me vino el club, el grupo, la comunidad de Mujeres en Bici. El trabajo de contestaros, el escribir el libro, el seguir con la programación de salidas, los cursos, los viajes de Tracks… Y todo con Javier en pleno tratamiento de quimio. El me apoyaba en todo lo que hacía porque me veía ocupada y entera.

No sé  de dónde pero aún saqué fuerzas para realizar uno de los sueños de mi vida. Correr el mundial de Ciclocrós en Bélgica. De cría siempre había competido en Ciclocrós, con buenos resultados en los nacionales, pero  la tercera plaza siempre se me escapaba, y a la selección sólo iban tres… así que un día me dije, cuando cumpla los 40 correré de veterana. Y justo era éste año.

cxx

 

Al principio me pareció mal. ¿Cómo me iba a ir dejando a Javier  sólo en el hospital? ¿Qué iban a pensar los demás? Pero lo hablé con  él. El grupo ya se estaba formando, todos estaban entrenando duro, y yo aún hacía paseicos…  Hasta que me convenció para ir. Me dio su visto bueno, yo lo necesitaba, y empecé a entrenar. Tenía un mes duro por delante, pero me organicé como nunca para trabajar, entrenar y subir al hospital. Además de seguir con mi grupo de mujeres. Muchos días se me acumulaban hasta 200 wasap de las chicas con muchas dudas que resolver. Desde qué bici me aconsejas,  estaré preparada para tal marcha, cómo la puedo entrenar…

Y allí que fuimos a Bélgica en pleno diciembre, con la misma ilusión que con 20 años. Y participé con un 9º puesto que me supo a gloria. Mis compañeros le retrasmitieron la carrera a Javier en directo, bendita tecnología, y me contó que lo vivió como si hubiera estado allí. Fue un acierto ir ya que  la experiencia fue buena para  los dos.

campeonato

De vuelta ya en España seguí trabajando con el grupo de Mujeres en Bici. Primero montamos un grupo para ir Tracks del Diable, una de las rutas más bonitas que he hecho. El grupo fue el ideal, todas con muy buen rollo, que sin conocerse de nada, pronto hicieron buenas migas y a día de hoy siguen planificando aventuras juntas.

Yo seguí con mis entrenos y carreras, corrí la Vuelta a Aragón, y la San Sebastián -Barcelona por equipos aún sabiendo que en cualquier momento me podían avisar que Javier me necesitaba. Él  me seguía desde el hospital y nos ayudaba a romper la rutina del día a día. Fuero casi 6 meses de ingreso contínuo.

powerade

 

En febrero me llamaron de Specialized para ser embajadora. Al principio me costó reaccionar, ya que a mí nunca nadie me ha dado nada, ni me ha gustado pedir. Me dijeron condiciones y acepté. Ya sabes, poner hashtag y  fotos de las bicis, hacer quedadas con chicas… No cambió nada de lo que ya venía haciendo antes. Bueno, sí, que me tuve que aprender unas palabras en inglés.

Yo seguía montando quedadas con bastante éxito como el reto 100k  de carretera, que vinistéis  50 chicas, el de 50k de btt con casi 40 mujeres, haciendo cursos una vez al mes, dando charlas motivacionales… al triatlón de la mujer  conseguí  preparar y animar a 14 chicas, para todas era la primera vez en un triatlón, toda una aventura para ellas y una experiencia  inolvidable para mí. Los dos staff en pirineos con las chicas, subiendo los colosos del tour, Tourmalet, Hautacan, Peyreagudes

hautacam

 

Con Javier ya fuera del hospital y  curado,  llegó la sorpresa del año, Specialized me seleccionaba junto a otras embajadoras europeas a asistir a la final del Tour de Francia, en zona vip, con todo pagado.  A mí, que siempre había ido a pirineos a ver la carrera, que me emociono viéndolo desde la tele cuando salen rodando por las calles de París… Buahhh!! Allí que fui. Sin saber mucho de inglés y sabiendo que eso podía ser un hándicap, no podía rechazar la oferta.

Poder rodar por el circuito unas horas antes que los profesionales,  pasar por el arco del triunfo, estar en zona vip con champang  y bocaditos, estar con los ciclistas después de la etapa… Un sueño irrepetible. Y  aún hay más, allí mismo pude conocer a las mujeres que habían estado haciendo las mismas etapas del tour, entre ellas dos españolas,  Anna Barrero con la que pude charlar un rato de su gran reto y Pilar Vidal que ya se había ido. El club era Donnons des elles au vélo, y fueron haciendo las etapas igual que el tour de hombres, km  a km, sin las infraestructuras ni apoyo que ellos tienen, pero con la misma ilusión y pundonor que cualquiera de ellos.

20622159_10211132658416463_5737269281054579182_n

Todo tenía su sentido. Mi mundo, el de las bicis, mi condición de mujer,  mis experiencias, mi dedicación, mi caída, y mi resurrección cual ave fénix, y todo gracias a TODAS vosotras que me pedíais seguir tirando del carro. Como  buena gregaria. Trabajar para la gran comunidad de Mujeres en Bici.

Así  que ahora que ya todo está más  o menos bien por casa, seguiré con mi trabajo de embajadora para specialized  y community manager. Con un nuevo libro en el horno, con los cursos, viajes programados, excursiones…  Me encanta!!

Gracias a todas por compartir vuestras aventurillas conmigo. Nos vemos dando pedales!!

Retos BIZIKUMES

Desde que creé el grupo de mujeres en bici, nunca había pensado que llegaría tan lejos. Y es que hoy en día somos una comunidad de más de 500 mujeres en la web y 150 socias en el club.

desafio

Cada una de nosotras tiene una razón especial para andar en bici, bien de montaña, bien de carretera, sus propios retos, compartir afición con otras mujeres, necesidad de hacer deporte…

Conozco a todas las chicas del club, no así a muchas de las suscriptoras y por eso, me animé a organizar los eventos que cada año nos ayudan a conocernos unas a otras. Además de ser un reto para muchas de vosotras el poder hacer 100km en bici de carretera o 50 km con la bici de montaña.

Algunas de las chicas que participaron el año pasado en la primera edición de los Retos Bizikumes, y que nunca habían completado 100km en carretera  comentaban éste año que les había dado un empujón para poder entrenar cada vez más duro, con más kilómetros, más desnivel…

A muchas otras les conocimos en los Retos Bizikume 2016 y nos organizaron su propio reto en su localidad, como es el caso de las chicas de Baztán, que nos regalaron un fantástico día por su hermoso valle con comida incluida.

 

Y éste año no iba a ser menos. Al reto 100 de carretera asistieron más de 50 mujeres de diversas provincias, algunas llegadas desde Burgos repetían del año pasado. Con mucha pena me decían que no hay grupeta de chicas en su ciudad y que pasan envidia de la sana cuando nos ven a tantas mujeres juntas por la comarca de Pamplona.

IMG_20170521_091648270

Otras con muchos años de bici en sus piernas nos decían que por fin empezaban a juntarse con mujeres por  la carretera.  56 años la participante más longeva de la segunda edición y que espera siga así por muchos años. Y es que la bici no tiene edad.

 

La quedada discurrió por el mismo recorrido que el año pasado con tan sólo 1000 metros de desnivel positivo, sin ningún puerto en la ruta, con la idea de poder disfrutar de muchos km juntas. Con dos grupicos separados por los coches de apoyo y para permitir así que los coches nos adelantaran con facilidad. Fue una jornada dónde el nivel de cada una se quedaba a un lado y todas compartíamos el mismo ritmo para poder disfrutar juntas de éste nuestro reto Bizikume.

IMG_20170521_104209051

El reto Bizikume 50km btt se hizo una semana más tarde, disfrutando también de un soleado día por la comarca. Esta vez fue el valle de Aranguren por el que discurrió la jornada, con unas espectaculares vistas a la balsa de Zolina y los verdes de los campos de trigo.

reto btt

 

50km que hicieron las delicias de las más de 40 participantes venidas también de varias provincias limítrofes, como Alava y Guipúzkoa. Y que gracias a conocernos, hemos podido crear una delegación en ésta última provincia. Las donostiarras están muy cooperativas y con muchas ganas de sacar el Club Bizikume en su zona. Y es que hace falta un empujón, y mucha dedicación para que el club crezca. Pero te aseguro que merece la pena.

itzi

La ruta pasó por el emblemático lugar dónde las Bizikumes colaboramos con el proyecto Bizi- Baso  de reforestación del bosque de Ilundain y tenemos plantados dos arbolitos, concretamente dos robles, símbolos de nuestro crecimiento y robustez y que de vez en cuando vamos a visitar.

 

sister

Estamos convencidas que estos retos nos hacen cada vez mas numerosas y que muchas de vosotras al conocernos os animáis cada vez más a salir con la bici.

Os esperamos el año que viene en nuestra casa para compartir estos retos Bizikumes. 

laura