LOS MEJORES SILLINES DE MUJER

LOS MEJORES SILLINES DE MUJER

El sillín, tu mejor amigo. 

Muchas me habéis preguntado por sillines para nosotras. Y es que, una bici trae de serie normalmente un sillín bastante corriente, que, nada más montarte, sabes que no será un buen compañero de viaje.

Pensamos que igual debemos acostumbrarnos a él,  que el roce hace el cariño… pero no, aquí el roce hace daño, y mucho.  

He conocido chicas que se han pasado km y km en silencio, sufriendo, y que ni con una sesión de biomecánica han conseguido eliminar los dolores, con lo que debes tenerlo muy claro. Montar en bici no duele. Y muchas veces, la culpa es del sillín.

La morfología de la cadera de la mujer es diferente a la del hombre, con lo que notarás diferencias en el apoyo de los isquiones y de los labios de la vulva en el sillín, en un sillín de hombre que en uno de mujer.

Para empezar, el apoyo de la cadera en el sillín debe ser en ligera ante-versión, de tal manera que notes el apoyo trasero de los isquiones en la parte más elevada del sillín. Una retro-versión haría mucha presión en el sacro, causando molestias como la  inflamación de los cartílagos circundantes.

Si no vas bien apoyada, notarás molestias en los labios, puede que incluso heridas, veas sangre en la badana…. Un mal apoyo puede hacerte sentir hormigueo debido a la falta de flujo sanguíneo.

Lo ideal es que acudas a tu tienda de bicis habitual y te hagan la medición correspondiente.

Te miden la anchura de los isquiones, los huesos donde debes apoyarte realmente en el sillín. Se usa un molde para que al sentarte se queden marcados los puntos de apoyo. Una vez hecho esto, se mide esa distancia y se busca el modelo con esos cm que separan tus isquiones uno del otro.

Las medidas más habituales suelen ser: 130mm, 143, 155 y 168mm.

 

 

También es recomendable que  uses un sillín con hueco para librar el apoyo de los labios y evitar presión en la zona genital, y que te resulte cómodo, ya que no todos los sillines con hueco van a serlo.

Un sillín específico de mujer va a ser algo más ancho en la parte trasera, más corto de la punta y puede o no  tener hueco en medio. Si no lo tiene será muy blandito en las zonas de apoyo genital.

Independientemente de si haces monte, carretera o cicloviajes, esto es algo que debes tener claro. No te debe doler nada.

Los sillines de carretera, al ser una posición más agresiva, tienden  a ser más estrechos, y en la de monte, un sillín más ancho en la parte trasera que te permita moverte hacia adelante en las subidas y retrasarte en las bajadas, posiciones que en la bici de carretera son más fijas.

LOS MODELOS MAS USADOS: 

Te voy a poner aquí los 4 modelos  más utilizados por las líderes del programa Women in Bike de la RFEC.

El más popular: Se lleva la palma cuando hablamos de marcas, y es que Selle Italia lleva años investigando en esto. Este en concreto es el Diva Gel Super Flow. Un sillín cómodo usado por muchas ciclistas que hacen tanto Mtb como carretera.

 

El siguiente en la lista de populares en el Bontrager Anja. Un sillín cómodo y ergonómico para la bici de carretera, al ser más estrecho permite mantener una posición más rácing sobre la bici.

El más cómodo para la montaña, se lo damos al Mimic de Specialized. Este modelo es el power expert.

Su puntera es muy blandita,  tiene una ligera hendidura en la zona central para mayor comodidad y lo puedes usar tanto en Mtb como carretera.

Pero si lo tuyo son los paseos por cuidad y no te vistes de licra para nada, lo que más se ve en la calle son los modelos vintage como este. Cómodo y asequible a cualquier bolsillo, alejado de los precios de las otras modalidades. Ya se sabe que en la calle hay mucho amigo de lo ajeno.

No obstante aún llevando un buen sillín,  debe estar nivelado, debes trabajar la flexibilidad de tu cadera para adaptarte mejor a el, usar un buen culote y si vas a pasar más de tres horas sobre la bici, usar una crema para evitar rozaduras. En nuestro grupo ya tiene nombre, la chichicrema.

Y tú, ¿qué sillín usas en tu bici?

Cuentanoslo en las redes etiquetando a mujeres en bici para poder encontrarlos. 

 

 

CÓMO ELEGIR UNAS BUENAS GAFAS DE SOL

CÓMO ELEGIR UNAS BUENAS GAFAS DE SOL

Si ves mis fotos en mis redes sociales,  vas a ver que casi siempre salgo con gafas de sol. La chica de las gafas, me suelen decir. Y es que, son una parte importante de la indumentaria ciclista. Casco, gafas, guantes, son elementos de protección. Puedes salir  a rodar con culote o sin el, con mallot o con camiseta, y no pasará nada. Pero salir sin gafas es exponerse a un accidente, o a terminar con molestias en los ojos. 

En carretera es fácil que por la velocidad se te meta algún mosquito en el ojo, o te entre alguna piedrita, y puedas tener un susto por ello. En el monte, la luz que filtra entre los árboles puede que no te deje ver bien el terreno, o algo peor, una rama te rasguñe el ojo. 

De ahí la importancia de elegir bien unas gafas. 

Seguro que te has pasado horas mirando gafas de ciclismo deportivas en internet. Y es posible que gran parte de ese tiempo lo hayas perdido por no saber qué modelo elegir.

Bien, en este artículo en colaboración Sunglasses Restorer te vamos a dar las dos pautas básicas para elegir una buena gafa de ciclismo.

 

Una gafa se divide básicamente en dos partes bien diferenciadas:

 

Montura y Cristales/lentes.

 

Así que vamos a explicar las características que deberían tener cada una de estas dos partes para que aciertes con la elección de próxima gafa para montar en bici. 

 

La pareja de lentes o pantalla si se trata de una gafa de este tipo, debe:

 

-Contar con la protección ultravioleta homologada por la UE/FDA.

-Estar fabricada en policarbonato,

-Proporcionar un buen campo de visión.

-Estar ventiladas

-Ser intercambiables.

 

Si la primera característica no se cumple, no serviría ya no solo como gafa deportiva de ciclismo, sino como, simplemente, gafa de sol. Poco que queda respecto a la protección ultravioleta. ¿Sabías que si te pones una lente oscura delante de tus ojos, estos se dilatan? Si esa lente oscura no tiene la correcta protección contra la luz solar, a tu ojo llegará mayor cantidad de luz uva/b. Y todos sabemos los riesgos de este tipo de luz para la piel y los ojos, ¿verdad?

 

El material policarbonato es el ideal para cualquier tipo de gafa en el que haya un riesgo de rotura: gafas de protección industrial, gafas de airsoft, gafas de padel, gafas de ciclismo, etc. Es un material de alta resistencia al impacto y sus costes de fabricación en relación con los beneficios que se obtiene de él, lo hacen ideal. Además, sus propiedades ópticas también lo avalan.

 

Si la gafa no tiene un buen campo de visión, nos resultará incómoda, porque nos obligará a mirar por los bordes de la gafa. Y en carretera esto es algo que nunca vas a querer. Comprueba que la anatomía de tu cara es compatible con el modelo que elijas. ¿Esto como se consigue? A base de probarte varios modelos o si decides hacer tus compras online, fíjate si el vendedor incluye recomendaciones según la fisionomía de tu cara.

Seguimos: las lentes deben estar ventiladas y a ser posible ser anti-vaho. Esto hará que la circulación de aire sea buena entre la cara y el la parte posterior de la lente. Así no se empañaran y evitarán que veamos mal. Fíjate que los cristales tengan los típicos agujeritos o ranuras que actúan como “ventiladores” para sus ojos.

 

Para finalizar, si la gafa cuenta con la posibilidad de cambiar las lentes, sería un punto a favor muy a tener en cuenta. Esto nos daría la posibilidad de cambiar los cristales dependiendo de la climatología.

En un día con mucha luz, necesitaríamos cristales bastante oscuros para estar cómodos. Mientras que si lo tuyo es practicar MTB entre bosques, o sales a pedalear un día nuboso, lo ideal son lentes más claras o lo mejor de todo: gafas fotocromáticas.  Este tipo de gafas se pondran más claras u oscuras dependiendo de la iluminación que exista en el ambiente.

¿Esto cómo es posible?

Porque los cristales fotocromáticos tienen esa propiedad físico-química de oscurercerse o aclararse en función de la cantidad de luz ultravioleta que reciban o dejen de recibir.

 

Pasamos al segundo elemento de la gafa, la montura:

 

-Tiene que estar fabricada en material hipoalergénico, moldeable y resistente a la vez.

No hace falta que te vayas a materiales de alta gama como el Unobtainium de Oakley o el grafeno de las Rudy Project. Pero sí al menos un buen acetato de calidad.

Esto es porque son mucho más difíciles de fracturarse, y en caso de hacerlo las partes rotas serían inofensivas para la integridad facial del ciclista.

 

-Debe ser una montura cómoda, que se asiente bien en la cara y no se mueva constantemente. Hay quien prefiere monturas envolventes que se queden muy pegadas a la cara. Otros ciclistas las prefieren con un poco más de holgura.

Deberás probar para ver cual es el tipo de gafa de ciclismo con el que te sientes más cómoda.

 

-Los terminales, que son la parte final de las varillas (más conocida como patillas) deberían ser de una goma antideslizante. Esto aporta un punto extra de comodidad y de agarre. Si estos terminales fueran reemplazables mejor que mejor.

Y eso es todo.

 

Como ves no son demasiados los requisitos, pero si los tienes en cuenta todos, tu elección será mucho mejor y estarás más satisfecho con tus gafas deportivas y por supuesto, te durarán más tiempo.

Una última recomendación: lleva las gafas siempre por fuera del casco!! 

Es algo que hay que tener en cuenta, ya que si las llevas por dentro de las correas del casco, y tienes una caía, no van a salir despedidas y pueden dañarte la cara, o lo que es peor, los ojos. 

 

Si te ha gustado, te pido que lo  compartas en tus redes sociales y nos comentes qué tipo de gafas usas y por qué. 

 

7 PASOS A REVISAR EN TU BICI ANTES DE VOLVER A SALIR

7 PASOS A REVISAR EN TU BICI ANTES DE VOLVER A SALIR

REVISIÓN BÁSICA PARA VOLVER A  SALIR CON TU BICICLETA TRAS EL CONFINAMIENTO

 

Seguro que muchas de nosotras no hemos tenido ni la más mínima oportunidad de tocar la bici durante estos 50 días de confinamiento. Algunas afortunadas con algo de terreno en sus casas hacían sus circuitos caseros y algo montaban en el exterior. Pero la gran mayoría o sólo hemos hecho rodillo, o si siquiera eso.

Por esa razón, antes de volver a coger tu bicicleta, bien sea la de montaña o la de carretera, asegúrate de hacerle una pequeña revisión para poder salir con garantías.

 

  1. PRESION DE LAS RUEDAS:

Es lo más básico. Y casi seguro que lo aprecies a simple vista, si tocas con la mano, ésta se hundirá bastante en la cubierta. Es por ello que debes volver a hinchar las ruedas. ¿Cuánto? Pues según el terreno en el que te vayas a mover o siguiendo las indicaciones que ponen en la propia cubierta. Si hinchas demasiado para ir al monte, es posible que vayas rebotando mucho y acabes cayéndote. Y si estás muy bajas, corres riesgo de pinchar y que la cubierta se vaya desgastando de forma irregular.

No obstante también hay gustos en esto de las presiones y con el tiempo seguro que vas conociendo cómo vas más cómoda.  En carretera no hay duda, a más de 7Bares.

Aprovecha a repasar la tensión de los radios. Si hay alguno más flojo, lo más seguro es que tengas que llevar la bici al taller para que los ajusten, o hacerlo tu si dispones de la llave especial.

 

  1. LIMPIEZA Y ENGRASE DE LA TRANSMISIÓN:

He tenido la bici en la terraza, y le ha caído agua, y algo de polvo, así que lo mejor es limpiar primero la cadena con un paño limpio y seco, o humedecido en un líquido específico para limpiar cadenas. Repasa también las ruletillas del cambio trasero, que suelen coger mucho polvo y barro. Y tras la limpieza, engrasar. Nunca al revés ya que se va deteriorando la cadena y pierde eficacia. El aceite, el que uses normalmente. Yo vivo en una zona húmeda y me gusta ponerle aceite específico para esa zona. Si sales por un ambiente más seco, será ese otro tipo de lubricante. Si  llevas la cadena seca corres el riesgo de que se parta, y necesitarás usar el trocha- cadenas para repararla. 

Y ya que tienes el aceite en la mano, puedes echarle un poco  a los pedales si son de montaña. Así te aseguras  de que irán  un poco más blanditos.

 

  1. REVISIÓN DE LA TORNILLERÍA:

Esto parece muy simple pero es muy importante. Debes repasar los tornillos sobre todo de la dirección y de la potencia, ya que si algo de esto está flojo te puedes pegar un buen susto. No hace falta apretar mucho, tan solo que lo sientas algo fuerte. Hay unas llaves específicas para eso, pero se usan en los talleres principalmente.

 

  1. REVISA LOS FRENOS:

Tanto si tienes frenos de disco como si son de zapata, debes revisarlos antes de salir. Yo no recuerdo si antes del confinamiento los tenía ya para cambiar, por lo que lo mejor es echarles una miradita y ver si las zapatas están dentro de los límites.  Suelen tener una muesca que lo señalas. 

Las pastillas en los frenos de disco lo puedes comprobar, observándolas a través del soporte. O si no lo ves claro, sacando la rueda. Si junto a  los pistones no ves las pastillas, hay que cambiarlas. 

También lo puedes hacer en marcha. Si meten  un ruido metálico al circular y presionar el freno, es  que o están desgastadas o  estan contaminadas. 

Si no las aprecias bien, es porque a buen seguro haya que cambiarlas. También se sabe al tacto con el freno. Si llevas la maneta de freno muy muy cerca del puño es que hay que cambiarlas. Si no sabes hacerlo, debes pedir cita en el taller más cercano de casa. Y así te pueden hacer revisión del propio líquido de freno.

 

  1. LÍQUIDO TUBELESS:

Durante el confinamiento debes haber movido la rueda de vez en cuando para evitar que el líquido se asiente en la parte de abajo. Hay gente que si no va a usar la bici en mucho tiempo, lo saca de la rueda. Yo las he ido moviendo. Aún así, observo que algo sale por la porosidad de la cubierta, con lo que es necesario rellenarlo con latex para que tenga el efecto deseado. En el mismo producto te vendrán las indicaciones de cuánto debes poner en cada rueda.

 

  1. LA TRANSMISIÓN O MARCHAS: 

Asegúrate de que las marchas funcionan perfectamente. Tanto tiempo parada la bici, es posible que haya cogido polvo, o que simplemente vayan duras las sirgas y notes que no cambia con suavidad. Yo este proceso no lo hago en casa. Me gusta llevarlo al taller para cambiar fundas y cables. Pero hay videos en Youtube que seguro te pueden ayudar a realizar el cambio en casa. Eso si, no hacerlo te puede dar un disgusto y quedarte sin poder cambiar durante la ruta, romper el cambio, o las propias manetas. Yo no me la juego.

  1. EL EJE DE PEDALIER: 

El eje de pedalier es donde van sujetas las bielas. Si le das vueltas con la mano a las bielas hacia atrás y notas que va muy duro, es que se ha gripado el eje. Lleva un sistema de cazoletas y rodamientos que por no usar, o porque le ha entrado agua, o por la falta de limpieza, se van agarrotando hasta llegar al punto de que va muy dura la transmisión. Por eso, revísalo, si ves que gira con normalidad, está perfecto. Pero si notas que le cuesta, que debes hacer mucha fuerza, es que se ha fastidiado y lo debes llevar al taller, salvo que tengas una llave específica para soltarlas y engrasarlas. Andar en bici así es muy costoso, y además desgatará los rodamientos, con lo que tendrás que cambiarlo en poco tiempo.

 

Me gustaría destacar además, que tengas prudencia con la bici. Al estar un tiempo sin montar, hemos perdido técnica, reflejos, que son muy  importantes también para poder realizar las salidas de forma óptima y agradable. Es normal que te notes más torpe, inclusi si has podido entrenar en rodillo. Así que paciencia, poco a poco volverás a ganar confinza en todos los terrenos. 

 

Espero que te sirva de ayuda para retomar la bici con seguridad. Si algo de esto no sabes, no te preocupes. Pide cita en la tienda y que te hagan una revisión completa, como cuando llevamos el coche al taller, no? Lo más importante es que te sientas segura y evites riesgos y sustos innecesarios en la primera salida tras este periodo de parón y la puedas disfrutar con garantías.

 

 

ALTERNATIVAS AL RODILLO PARA ENTRENAR EN CASA

ALTERNATIVAS AL RODILLO PARA ENTRENAR EN CASA

En estos de días de cuarentena, seguro que echas de menos la bici, si eres de las que no cuenta con un rodillo para entrenar.

Si lo tienes, te dejo aquí la última entrada con un plan semanal para que te vayas familiarizando con los entrenamientos.

Pero aún sin tener rodillo, se pueden hacer muchos entrenamientos como te voy  a proponer aquí abajo.

La red está llena de videos para que puedas seguir algunas rutinas. Voy a intentar aclararte un poco las diferencias entre ellas.

La primera clasificación que podemos hacer es según la intensidad del entrenamiento.

HIITS:

Los Hiits o entrenamientos de alta intensidad en poco tiempo. Incluyen ejercicios muy sencillos combinando trabajos de cardiovascular y fuerza. Con tan sólo 15´de entrenamiento estás trabajando todo el cuerpo a una intensidad muy alta.

Aquí  van incluidos los famosos Tabata, que son rutuna de 8 series de 4 ejercicios con una duración de 20 segundos y 10 de recuperación.

Hay muchos métodos como El Insanity o el Boot Camp que se incluyen dentro de los Hiits, así como algunas rutinas de Crossfit.

ENTRENAMIENTO DE FUERZA:

También puedes hacer ejercicios de fuerza. Bien con auto-cargas, o bien con  material que te puedes encontrar en casa sin necesidad de hacerlos a alta intensidad, en el menor tiempo posible. Todo lo contrario. A mayor tiempo de descanso, mas series puedes hacer.

Auto-cargas:

Las auto-cargas consisten en trabajar con el peso de tu cuerpo.

Casi todos los grupos musculares se pueden trabajar utilizando esta técnica, con ejercicios como estos:

  • Planchas
  • Sentadillas
  • Fondos
  • Zancadas

Con otros materiales:

Si se te queda corto el trabajo con tu propio peso, siempre puedes recurrir a otros materiales para añadir intensidad.

Algunos materiales que puedes usar, si tienes, gomas, mancuernas, o el TRX, que suelen ser los más comunes para trabajar la fuerza.  O en su defecto puedes usar garrafas de agua, botes de detergente, o simplemente una mochila cargada de libros.

 

Por otro lado, podemos clasificar el entrenamiento según la forma de trabajo.

 

EJERCICIOS FUNCIONALES:

El trabajo funcional consiste en entrenar ejercicios combinados que implican a varios grupos musculares en un solo ejercicio. Son los más parecidos a la vida real, a los movimientos naturales del cuerpo.

Este video de dará una visión  más completa. Hay de varios niveles. 

EJERCICIOS ANALÍTICOS:

Son los que trabajas un solo grupo muscular en cada ejercicio. Por ejemplo, los de las típicas máquinas de gimnasio.

Dentro del trabajo por ejercicios analíticos, podemos hacer rutinas que trabajen todo el cuerpo en cada sesión o sesiones de grupos concretos.

 

EJERCICIOS DE CARDIO:

Que no tengas rodillo no significa que no tengas alternativas para entrenar el cardio, que una parte fundamental para el entrenamiento ciclista.

Para estos ejercicios puedes usar las escaleras, si las tienes, una cuerda para saltar a la comba, o el cinturón del albornoz. Cualquier idea es buena para moverse en estos días.

Algunos ejemplos de ejercicios de cardio:

  • Skipping (Elevar rodillas alternas)
  • Jumping Jacks (Abrir y cerrar piernas mientras subes y bajas brazos)
  • Saltos a la comba
  • Saltos a una pierna.

 

Sobre todo, intenta moverte todo lo posible dentro de casa, aunque sea difícil y tedioso. Vamos a superarlo juntas!! 

Te dejo una tabla que estoy haciendo con las chicas que entreno. Algunos días nos conectamos on line vía Facebook. Así que atenta a las redes para que te lleguen las notificaciones y no te pierdas una. Estamos haciedno dos series de 10 repeticiones de cada ejercicio. 

 

PLAN DE ENTRENAMIENTO  EN RODILLO

PLAN DE ENTRENAMIENTO EN RODILLO

Como sabes, desde hace dos días España entera se encuentra en estado de alarma. Con lo que todas nuestras salidas se deben reducir a lo  mínimo e insprescindible. 

Si eres de las que anda en bici semanalmente, verás que tanto tu cabeza como tu cuerpo te piden montar en bici, sobre todo si hace bueno en la calle. Y seguro que te sientes encerrada y te subes por la paredes. 

Pero, si eres de las afortunadas que tienes un rodillo en casa, aquí van un serie de recomendaciones para que puedas sacarle el máximo partido. Sigue leyendo