QUE LLUEVA QUE LLUEVA

QUE LLUEVA QUE LLUEVA

Como decía la canción, que llueva que llueva, la virgen de la cueva. Es tan necesario que llueva como el aire que respiramos. Aunque a muchas nos molesta ya que no podemos salir a montar en bici, o si?

Si, claro, ya sabemos que si, pero a veces resulta incómodo. A todas nos ha pillado un chaparrón alguna vez. Y es típico el comentario de, a mi si me pilla en medio de la ruta me da un poco igual, pero ya salir con agua, es otra cosa, da como más pereza.

Por eso hoy vamos a conocer algunos aspectos a tener en cuenta cuando llueve y tienes que salir con la bici porque tienes que entrenar, o porque es tu medio de transporte para ir al trabajo. 

 

CUANDO LLEGA LA LLUVIA.

 

Ahora que llega la lluvia mucha gente se queda en casa y no sale con la bici porque da un poco de pereza mojarse. El cambio de estación le cuesta cierta adaptación a nuestro cuerpo, pero con algunos consejos y un poco de voluntad puedes salir a rodar y llevar a cabo los buenos propósitos de inicio de curso.

Para empezar, usa la ropa adecuada:

 LA ROPA:

La mejor ropa para salir a montar cuando llueve puede ser:

Un chubasquero que tenga orificios para la transpiración. No llevarlos te puede suponer cocinarte literalmente. Si lo tienes con capucha, la puedes poner debajo del casco, o puedes llevar incluso una visera a lo vintage. Evita que se te moje el pelo y pierdas temperatura por la cabeza. Algunos chubasqueros traen unas ventanas laterales para mejorar la visibilidad y puedas ver  bien a los costados.

Si no hace mucho frío, se lleva sobre el mallot de manga larga. Si hace frío se recomienda llevar una camiseta térmica debajo y si ya hace mucho mucho, la chaqueta wind stoper. Si es de buena calidad no te hará falta el chubasquero. La propia prenda repele el agua además de ser transpirable.

 

Algunas personas no dejamos de salir con agua ni por el monte, y es que suelen verse bonitas estampas también en esta época otoñal. 

El pantalón de chubasquero es una prenda que no se usa mucho en la carretera, pero para la bici de montaña es un buen aliado, para no mojarte con las salpicaduras del camino.

Las prendas de abrigo para no calarte los pies son, o bien unos cubre botas que se colocan sobre las botas habituales que uses en la bici, o bien, tener unas de Gore Tex, que en montaña se usan mucho y son lo mejor que se ha inventado incluso para el frío.

Las manos en un día de lluvia también es recomendable llevarlas tapadas, ya no tanto por el frío, si no por evitar que se te resbale la mano en el manillar. Siempre  hay que llevar guantes y si llueve, con más razón.

 

VISIBILIDAD Y MATERIALES:

Cuando llueve, baja mucho la visibilidad y es obligatorio que lleves prendas que tengan reflectantes, además de las luces que vamos a comentar ahora.

Es obligatorio, según la ley de tráfico usar en la bicicleta, luz blanda delantera y luz roja trasera.

 

Guardabarros: Cada vez se ven más en las bicis de carretera y las de montaña los guardabarros, que bien colocados en la bici evitan que el agua del pavimento te salpique y te moje.

Frenos: No esperes a que empiece a llover para revisar tus frenos. Mira si ya están desgastadas las pastillas, bien del freno de disco bien de las zapatas de toda la vida, y cámbialas cuanto antes para no tener sustos de última hora.

 Cadena: La cadena debe estar bien engrasada con un lubricante especial para ambiente húmedo. Así evitarás roces y desgastes de la misma.

 

PRECAUCIONES CUANDO LLUEVE:

Pero además de estar súper equipada para salir a rodar, debes tener en cuenta varias precauciones.

Las primeras gotas: Cuando empieza a caer la lluvia es cuando más hay que extremar la precaución, ya que la calzada suele estar manchada por polvo y  aceites que junto con el agua se vuelven una masa peligrosa y resbaladiza.

Modera la velocidad: La lluvia hace que tu bici no frene igual de eficiente que en seco, ya que forma una película de agua en entre la llanta y el freno. Debes frenar con mayor anticipación y además se recomienda frenar con toques. Frenar y soltar, frenar y soltar, para que, de esta forma, vayamos eliminado el agua de la llanta.  También debes moderar tu velocidad en las curvas!!

Presión de las ruedas: Es bueno reducir la presión de los neumáticos para ganar adherencia. Se mejora la tracción ya que hay más superficie de la rueda en contacto con el suelo. Lo mismo en montaña como en carretera. Si vives en zona que llueve habitualmente, igual te compensa cambiar a un neumático específico de lluvia. Su dibujo ayuda desviar el agua hacia el exterior de la cubierta. Y para el barro tiene mejor agarre.

También resbalan y mucho, las líneas blancas de los pasos de cebra o de la calzada, las alcantarillas y pasos de madera,  como por ejemplo en los puentes. Un resbalón ahí puede hacerte caer o llevarte un buen susto.

Por eso usa SIEMPRE EL CASCO!!

Espero que estas recomendaciones te animen a usar la bici incluso en los días de lluvia y en tus trayectos para ir al trabajo como un día más del calendario.

 

 

 

 

 

 

 

CÓMO CREAR TU PROPIO GRUPO DE MUJERES EN BICI

CÓMO CREAR TU PROPIO GRUPO DE MUJERES EN BICI

Desde hace tiempo varias me habéis preguntado cómo hemos llegado a ser tantas mujeres en el Club Bizikume. El secreto está en la pasión con la que organizamos las cosas y sobre todo la constancia. Pero para llegar hasta aquí hubo un largo camino que te voy a evitar, para que vayas directa al grano y te ahorres muchas de las vueltas que yo di para lograrlo.

Ahora eres tú la que quiere montar un grupo de mujeres en bici y no sabes por dónde empezar.

Bueno, voy a darte unas pautas para ello.

HAY DOS OPCIONES:

Tú ya montas en bici y quieres conocer a otras chicas que lo hagan contigo.

Y tú no montas en bici, quieres empezar a hacerlo, pero no sabes por dónde empezar.

EN LA PRIMERA OPCIÓN:

Tú ya tienes cierta idea de montar en bici.  

Conoces algunas rutas que sueles repetir.

Sabes más o menos desenvolverte en situaciones de crisis, como en un pinchazo….

Pero no conoces a más mujeres que salgan en bici. O incluso, las has llegado a ver, pero no sabes como contactar con ellas.  

BIEN, ESTAS SON MIS PROPUESTAS.

Puedes ir a tu tienda habitual de bicicletas, que será casi seguro la que más cerca te pille de casa, y deja aviso de que si conocen a otras mujeres que quieran salir, se pongan en contacto contigo.

Quizás tengas cerca un club de ciclismo y ellos cuenten con alguna chica que quiera empezara  salir contigo.

Puedes ir también a la piscina municipal de tu pueblo, o barrio y poner algún anuncio, o cartelito para que te llamen.

Incluso esto mismo puedes hacerlo en tu centro de trabajo. Quizás ya haya alguien que está empezando, o que va en bici al curro y se animaría  a alguna ruta.

O puedes empezar a seguir el programa de líderes de la federación española,  WOMEN IN BIKE, creando tus propias salidas para que se animen más chicas a salir.  Contamos con un cartel para anunciar las quedadas y te enseñamos todo lo que necesitas saber para ello.

En Facebook puedes compartir tus quedadas o seguir las que montamos desde la federación y animarte a salir en alguna de ellas en yosoyciclista.

Te puedes apuntar a cursos de perfeccionamiento de ciclismo, suelen ser de montaña, aunque en Bizikume también los hacemos de carretera, para conocer a más chicas y hacer un grupo con ellas. Si lo que necesitas es algunos consejos puedes encontrarlos en las redes.

Tienes que tener claro el carácter que quieras que tenga el grupo, paseos,  deportivo, viajes… Puede ser que lo que quieras es dar  paseos  y charlar con amigas,  o tu idea sea coger fondo para hacer un viaje que siempre has querido realizar. O terminar la marcha cicloturista de tu pueblo. Sea cual sea tu idea, debes dejarlo claro cuando contactes con las chicas. Cada una tendrá su opción, y os podréis apoyar las unas a las otras para conseguir vuestros objetivos.

Una vez hayas reclutado a unas cuantas chicas, podéis juntaros e incluso valorar la posibilidad de dar el paso y crear un club.

Con el tiempo, hay mujeres que incluso rentabilizan este hobby, sacando provecho a las rutas que hacen, montando viajes, cursos, dando charlas de cómo la bici les ha cambiado la vida, o montando su propio negocio relacionado con esto, bici cafés, ciclo repartos, etc. Esta parte ya requiere de una asesoría mas personalizada que puedes encontrar en esta web.

SI ESTÁS EN LA OTRA SITUACIÓN:

No sabes a penas nada de cómo funciona la bici. Ni los cambios, ni mucho menos arreglar un pinchazo.

No conoces rutas. Ni siquiera sabes por donde puedes ir con tu bicicleta.

No conoces a nadie que te acompañe. Tus amigas son anti deporte.

BIEN, ESTAS SON LAS OPCIONES: 

Puedes acercarte a la tienda de bicis de tu barrio o del pueblo más próximo y preguntar por otras mujeres que monten en bici.

Puedes acercarte al polideportivo y hacer lo mismo, seguro que muchas de las chicas que hacen ciclo indoor quieren probar a salir en bici de verdad.

Trastea entre tus contactos porque siempre hay alguno que ya sepa algo de bicis y le pides que te enseñe, lo más básico, para saber por dónde empezar a salir, y cómo arreglártelas sola.

Puedes mirar en el mapa de líderes y ver si hay alguna cerca de tu localidad y animarte a escribirle para que te ayude a dar ese  paso de empezar a salir en bici.

Puedes animarte a seguir la web de la federación española y ver si hay alguna quedada cerca y así empezar a salir con otras chicas.

En esta situación lo mejor es que inviertas en ti, y aprendas. Quién sabe si en un año no eres tú misma la que monta las quedadas y te encuentras en el primero.

En cualquiera de los casos, aquí estoy yo para asesorarte en lo que necesites.

NECESITO MEJORAR

NECESITO MEJORAR

Has empezado no hace mucho con la bici y has notado mucha mejoría. Si, en eso el ciclismo es muy agradecido. En pocas semanas te ves que ya no te asfixias en las cuestas tanto como antes, que en el llano ruedas más rápido, en definitiva que te sientes más cómoda en todos los terrenos. Hasta te ves más pierna, jeje.

Tanto es así que te has venido arriba y te has apuntado a tu primera marcha cicloturista, o mejor aún, te vienes este verano a subir los puertos del Tour con las Bizikume.

Estás andando algo, sales cuando puedes, incluso haces ciclo indoor para mantener la forma. Pero… aún tienes dudas de si eso será suficiente para no ser pasto de los buitres en esas aventuras en las que te has metido.

No te preocupes. Estamos a tiempo de hacer unos pequeños ajustes en tus entrenamientos para que puedas llegar con dignidad a ser una finisher.

¿POR DÓNDE EMPIEZO?

  1. Para empezar debes tener claro que si te apuntas a algo así ya no sales a andar en bici, si no que sales a entrenar. Un poco, tampoco hace falta partirse el lomo, que luego todo pasa factura. Pero si que el chip lo debes llevar en modo “training”.
  2. Estudia la marcha. Si te has apuntado a la Indurain, que es en agosto, aún hay bastante margen para mejorar. Suponiendo que es a la corta, ya que estás empezando, y ésta son 100km con 1600 mts de desnivel positivo acumulado, debes saber más o menos en cuanto tiempo la puedes llegar a hacer. Estudia los puertos, el desnivel que tienen y si tus desarrollos son los apropiados!! 34/50, y un 32 para disfrutar en las subidas.
  3. Cualquier marcha que se precie tiene unos tiempos de paso. Debes estudiarlos para saber si puedes entrar en tiempo. Aunque muchas dicen que no son competitivas, casi todo el mundo va a mejorar sus marcas y los vas a ver a muchos correr como si no hubiera un mañana.
  4. Con todo esto vamos a ver qué puedes plantearte para mejorar. Tan importante es el rodar bien en el llano como en las cuestas o puertos. Esta marcha en concreto, tiene puertos en su versión corta, muy asequibles, no son largos, y eso es una ventaja para ti.

Y AHORA …

Contamos el tiempo que queda para la fecha señalada. Como te he dicho, no hace falta tener una planificación de profesional, pero si una visión global de lo que vas a entrenar.

Habrá unas semanas que puedas entrenar más que otras, días de no poder salir a la calle, días indoor. Todo suma.

Si sólo haces bici, te compensa empezar a meter puertos. Empieza por puertos cortos que te pillen cerca de tu zona de entrenamiento. Un pequeño cálculo te vendrá bien. Si la marcha son 100km, debes intentar completar ese kilometraje durante la semana. Salir un par de día a entrenar 50km, o varios días de 30km. Si el tiempo no te lo permite, porque llueve, o sales tarde de trabajar, no te queda otra que ir a ciclo indoor o hacer rodillo. Con tres sesiones entre semana y una el fin de semana será suficiente.

Los puertos que debes hacer serán entre 3 y 5km. Al principio con subirlos a un ritmo cómodo para adaptarte, vale. Pero si lo que quieres es no resoplar en la subida, hay que meter un cambio de marchas. O lo que es lo mismo, hacer series.

LAS SERIES

Si, las series. Y no me refiero a las series de moda como Juego de Tronos. Las series son eso que a todo el mundo le cuesta hacer, pero que sin ellas no hay mejora. Tampoco estamos hablando de series en las que vayas a echar el higadillo por la boca. Pero si que debes salir de tu zona de confort, y nunca mejor dicho, para ver una mejora.

Imaginando que llevas un pulsómetro y que sabes cuales son tus porcentajes, ya que te has hecho una prueba de esfuerzo, sabrás también que el margen de mejora está por encima del 85% de tus pulsaciones máximas.

Pero si eres de las que va por sensaciones… no te queda otra que sentirlo en tus pulmones. O sea, que en las subidas, esas de 3 km para empezar, vayas a un ritmo tal que no puedas hablar, pero que seas capaz de aguantar esos 3km sin morir en el intento. Y cuando ya lleves varias semanas subiendo el de 3km, te pasas ya al de 5km a ese mismo ritmo.

Hay muchos formatos de series. Y cada una mejora ciertas capacidades. Pero para lo que nos atañe aquí con conocer algunas y ponerlas en práctica es suficiente. Cuanto más larga es la serie, menor es el ritmo. Y al revés, cuanto más corta es, más rápido puedes ir, siempre sabiendo que debes poder llegar a la cima si o si. O sea, el ritmo que debes llevar, debe ser para mejorar, no para quedarte tirada en la cuneta. Eso, no obstante, se aprende haciendo y haciendo.

Te puede interesar también subir por tiempos. Por ejemplo, si el puerto te cuesta 15′, puedes hacer 5′ fuerte, 5′ de recuperación, e ir variando los tiempos, aumentar el tiempo de esfuerzo, y disminuir el de recuperación.

Otro formato es el de subir 1km fuerte, 1km de recuperación activa, seguir subiendo así hasta coronar el puerto. Si no tienes cuentakilómetros, te puedes fijar en los carteles al borde de la carretera.

Cuando ya estés llegando a tu estado de forma más alto, puedes hacerlas así, 1′ fuerte, 1′ suave. Estas son las más cañeras, por eso se hacen en esta época.

Recuerda que debes acumular tantos kilómetros como tenga la prueba en la semana.

Pero si, aún así no puedes sacar ese preciado tiempo para entrenar con la bici, aún tienes alguna otra opción.

¿QUÉ MAS PUEDO HACER?

Sólo si sabes nadar, o ya tienes costumbre de correr, puedes añadir estas disciplinas a tus entrenamientos.

No vayas a la piscina si no eres capaz de hacer un largo sin que esté mirando el socorrista y dude en tirarse a por ti. Pero si tienes cierta práctica y técnica, sumado a los horarios de las piscinas, que no dependes de la luz del sol para nadar, puedes ir a meter metros al agua. Incluso puedes practicar las series en ella, haciendo cambios de ritmo en el agua tras un buen calentamiento. Entre 1000 y 2000 metros por sesión es suficiente.

¿Y la carrera a pie también vale? Pues si, tanto la natación como correr hacen trabajar con intensidad al sistema cardio-pulmonar. Y eso, trasladado a la bici hace que sientas cierta mejora en ese aspecto. No cabe duda que lo mejor es la bici, pero si es tu caso, puedes combinar los tres deportes y aprovechar el tiempo al máximo. Correr un par de días 30′ te puede equivaler a una sesión de bici. No obstante, recuerda que correr es mucho más lesivo que nadar o la bici, así que a la mínima molestia que notes, para!!!

También te digo, dicho sea de paso, que una planificación de entrenamientos es mucho más compleja que todo esto. Y la debe poner personal cualificado.

Pero si lo que quieres es mejorar un poco, y poder salir con tus compis a rodar, terminar las marchas sin gloria, pero sin pena, esto es más que suficiente.

Si tu objetivo es bajar tus marcas, ganar carreras, o competir debes hacer lo correcto, contrata a un profesional. Hoy en día una planificación de entrenamiento te puede costar unos 50€ mensuales, de ahí para arriba. Eso ya, tu decides.

MUJERES EN BICI

MUJERES EN BICI

Si, todas las que montamos en bici somos parte de la comunidad de Mujeres en Bici. Eres parte de esa comunidad de mujeres a las que nos gusta la sensación de desplazarse en bicicleta, sentir el viento en la cara, respirar el aire fresco, ser dueña de tu tiempo, tiempo libre que lo pasas montando en bici. Eres ciclista.

Y es que hay muchas categorías de ciclistas. Seguro que si estás leyendo esto, eres de, al menos, una de ellas. Y si estas en todas, lo tuyo ya es de bici-o.

Veamos las categorías de mujeres ciclistas.

CICLISTA URBANA

Te desplazas al trabajo en bici cada día, incluso cuando llueve. Tienes ya tus truquillos para no llegar sudada al curro. Llevas ropa de recambio, o pillas un ascensor para salvar desnivel, o sales antes de casa para no correr. Llevas el kit de la perfecta ciclista urbana: timbre, luces, chaleco, parrilla o cestita. Y el chubasquero, que aquí en Pamplona, nunca se sabe.

Conoces los atajos para llegar antes a cualquier sitio. Eres crítica con el carril bici, aún te da respeto ir por la calzada, y detestas las aceras bici, pero… mientras llega el cambio… la pena que el carril de Pio XII no esté por toda la ciudad que si no…

Te fijas en todos los detalles, y te gustan las alforjas cuquis, y te van las marcas de estilo urbano como MundoOraintxe. El estilo retro es lo que se lleva. h

CICLOVIAJERA:

Te gustaba tanto eso de rodar y rodar que un día dijiste, voy a probar a ir al pueblo en bici. Y te encantó. Oíste hablar del camino de Santiago, y te lanzaste a recorrerlo por los alrededores de la comarca. Luego, fuiste buscando tus límites, llegaron las vías verdes, las vías fluviales, del Arga al canal del Midi, y de ahí al Danubio, y has visto que tu sed de aventura no tiene límites y ya estás diseñando tu próximo viaje por la Velodysse por Francia. Tu gran sueño es completar la Euroveló, con el menor equipaje posible.

Si, porque cada vez que vuelves de un viaje, te repites que no vas a volver a llevar ese hornillo viejo, o que comprarás una tienda de campaña menos pesada, o que te sobra la mitad de la ropa. Y ya te estás preguntando cómo hacen esos locos del minimalismo bikepaking si a ti te falta sitio!!

Ya… pero… con lo bien que se come en casa… prefiero llevarme la cocina encima. De estilo vegetariano, vegano, ecologísta, pacifista, activista, y sobre todo, feminista. Vamos, una Biela salvaje.

CICLODEPORTISTA

Así como a unas les da por correr, o hacer zumba, a ti te dió por el ciclo- indoor. Empezaste hace tiempo y te gustaba eso de esforzarte al son de la música. Pero te faltaba algo. La naturaleza, el poder hacer ejercicio al aire libre, como todos esos locos que corren. Así que te animaste a resucitar tu vieja bici del trastero, si, la que te regalaron el día de la comunión, casi seguro una “mountainbike” o la que te has quedado en el reparto de los bienes tras una ruptura amorosa y… te lanzaste a la calle!!

Vale, esto de rodar por ciudad no te va, así que te decides a la ruta más habitual. Empiezas por el paseo fluvial del Arga, y, claro, lleno de gente caminando, con sus niños, con los perros, con los carritos… no puedes correr, así que optas por ir a la carretera, buscando un terreno más despejado, y ves una pista y te metes, y esa vibración en el manillar te hace sentirte viva. Y ya no te conformas con eso, miras hacia arriba y dices, quiero subir San Cristóbal. Así que, a entrenar! tu reto, tu meta, te mantiene activa, te planificas, y si un día llueve, te dejas caer por el gym, así ya transformada, con unos culotes de verdad, un mallot de verdad, hasta con calas de verdad. Y ya estás pensando que llegue Julio para que, con la extra, pillarte esa bici que tanto miras en el escaparate de la tienda debajo de casa.

Lo que no sabes es que acabas de entrar en un mundo nuevo, un mundo sin fin, que lo que hoy es: por menos de 1000€ no te pilles nada, pasa a ser en dos años, por menos de 3000… Y es que nada es comparable a la sensación de ir en una súper bici, porque la realidad es esa, cuanto mas cara, mas cómoda es, puñetas.

Todo esto, si lo aplicas al modo Road también vale. Dícese de una vieja bici de corredor… ( ¿por qué las llamaban así y no de corredora? ) la ruta más fácil para empezar y terminando por subir el Tourmalet el año que el tour pase por ahí.

Tu estilo se va definiendo a medida que tu campo de acción va creciendo. Terminas por comprarte el gps, y la ropa va evolucionando de un culote del “deca” de 20€ al tope de gama con badana de carbono hiper mega flow anti-rozaduras porque cada vez haces más kilómetros.

De ahí al siguiente estilo, hay un paso. Si cruzas la línea, no podrás dejarlo.

CICLOTURISTA:

No confundir con cicloviajera. Esta versión es la forma intermedia entre ciclodeportista y la ciclista pro.

Te diste al deporte tan de lleno que empezaste a mirar las marchas cicloturistas. Cuando te das cuenta de que lo último que haces es turismo y que cuanto mas larga y mas dura es la marcha, más tienes que entrenar, dices, esto es lo que estaba buscando. Al principio te apuntas a la corta, que, bueno, suelen rondar los 100km en versión carretera, con un poco de miedo, por si no eres capáz de terminarla en el tiempo que marca la organización. Pero que una vez hecha la primera y que ves que te puedes enganchar a un grupico que te lleve a rueda, que te animan, con eso de que estamos pocas chicas siempre, y que todos son muy majos y hasta te quieren empujar si no puedes, jeje, ¿qué se piensan estos?. Igual, no se, me hago la larga el año que viene, si meto dos horas más de entrenamiento a las semana, me pillo un entrenador, voy al gym a la clase de TRX, que me han dicho que la fuerza es imprescindible, y cambio la alimentación, ya estoy en modo competi total. Y si encima la marcha, que aunque no es competitiva, tiene un tramo cronometrado para que vayas viendo si mejoras cada año, ¿para qué quieres más?

Además cada año salen marchas nuevas, y ahí está el gran reto, la Quebrantahuesos, que solo con el nombre ya ves que rezuma testosterona por doquier, pero que si ellos pueden, pues yo también, que las mujeres, si queremos, también podemos. Y si, ahí la tienes, como objetivo a largo plazo.

Todo esto si lo aplicas al modo mtb también vale. Cuanto más larga y más dura, mejor. Y el gran reto, será la Titan Desert.

CICLISTA PROFESIONAL

Te compraron la bici de pequeña, aprendiste casi sin ayuda. Eras la más rápida del pueblo, destacabas incluso con los chicos. Te terminaron comprando la bici de carreras, las más ligera. Y aunque no llegabas bien a los frenos, había que bajarle el sillín a tope, eras la más hábil con diferencia. Ninguna de tus vecinas, ni compañeras de clase te podía seguir, ni te comprendía, pero… ahí estabas tú, con tu traje nuevo de licra, de la escuela de ciclismo del pueblo.

Pasaste de categoría en categoría corriendo las carreras de los pueblos compitiendo con los chicos, a los que a muchos les ganabas. Aunque lo normal era que las pasaras canutas, pero la ilusión no te la quitaba nadie. Hasta que un día, te llevan a correr una carrera de chicas y sientes que ése es tu sitio. Más chicas como tú!! más chicas a las que les gusta correr, sufrir y competir!! y entras en un equipo de competición, y recorres toda España con ellos, y te llevan a campeonatos, primero regionales, después el de España, y vas y te escapas, y haces pódium. Y llegas a casa, y te llama tu madre, que tienes una llamada del seleccionador. Te quedas ojiplática cuando te dice que vas a ir con la selección española al Tour de L´aude!!

Tú y tus compañeras, entrenáis lo más duro que se puede para dejar a la selección lo más alto posible, pero te das cuenta que el nivel de las extranjeras es bastante mayor que el vuestro. Así que más entrenamiento, más trabajo duro, más sacrificios, más de todo… y los gastos o bien corren a cuenta del club o de tus padres, porque con tanta dedicación no puedes trabajar, ni tener un sueldo, pero tu ilusión es tan grande, y te ven tan metida, que todo lo que te dan es poco para cumplir ese sueño. El sueño de ser profesional. Poder vivir de esto. Como los chicos. Lástima que sólo 10 mujeres de éste país lo son.

Pero vamos a seguir luchando para que eso cambie y que todas las mujeres que lo valgan, puedan tener, al menos, la opción de ser ciclistas profesionales.

Si, ya lo sé, verse en todas las categorías en difícil, pero no imposible. Yo misma he pasado por todas las fases y soy un pupurrrí de ellas. Y me encanta. ¿ Pero sabes qué es lo que más me gusta de todo esto? Poder compartirlo con todas. Por eso creé la comunidad de de mujeres en bici y cada vez son más las que se unen a la gran aventura de rodar juntas.

Y tú, ¿qué clase de mujer en bici eres? ¿te sientes identificada con alguna?

EL ESTUDIO BIOMECÁNICO

EL ESTUDIO BIOMECÁNICO

Como cada año, las embajadoras Specialized recibimos nuestras nuevas bicicletas y necesitamos poner bien las medidas para no sufrir dolores o lesiones durante nuestros entrenamientos.

En el 2017 disfruté un montón con la Spacialized Amira. Una bicicleta ligera, compacta, muy manejable, sobre todo en las bajadas. Pero, no le puedes coger cariño, porque siempre hay algo mejor. Y así llegó en 2018 mi Specialized Women´s Tarmac disc Comp.

Siempre me habían hablado de lo bien que trabajan en Podoactiva y de su programa especializado para bicibletas Younext-bike dirigido en Pamplona por David Hermoso de Mendoza. Así que pedí cita y allí que fui a comprobarlo.

No he tenido nunca una lesión como tal por andar en bicicleta, pero a veces, al cambio de bici, sientes que el sillín no está donde debería, o sientes un ligero dolor en las rodillas, en la espalada, o un hormigueo en las manos o las piernas. Unos pocos milímetros que fallen en tus medidas pueden, a la larga ocasionarte una lesión. Así que si detectas que te ocurre algo de esto acude a un podólogo para corregirlo.

El estudio comienza con una pequeña entrevista para conocer los hábitos del ciclista. En este caso yo le cuento que monto en bici 4 días por semana, de entre 1 y 5h. En total hago unas 12h semanales de bici. Tras la entrevista, me hace una completa exploración fisiterapéutica, y una medición antopométrica, te miden la altura y longitud de brazos, tronco, piernas y pies. También te pasa a una consulta con el podólogo para un análisis de la pisada en carrera. Vamos, que te miden hasta el nombre.

Ahora le toca a la bici. David copia todas las medidas de mi bici en milímetros , bielas, calas, pedales, geometría, altura del sillín, etc y los trasladada a una bicicleta robóbica que está perfectamente diseñada para adaptarse a tu anatomía y en la que se ajustan todos lo parámetros que necesitamos para ir cómodas luego en la bici.

Lo bueno de este sistema es que puedes llevar cualquier bici, si tienes dos bicis, la de monte y la de carretera, te hacen un descuento, eso sí, vete con tiempo, ya que el estudio es tan completo que mínimo dos horas estas.

Una vez puestas las medidas en la otra bici, se hace un análisis en 3D para ver la eficiencia del pedaleo y corregir errores. Se colocan también unas mantas sensorizadas para medir la presión en el sillín y en las zapatillas para analizar la colocación correcta de las calas. Todo esto lo ves desde la bici robótica en una pantalla y vas viendo el movimientos con líneas de colores apreciando los sitios donde más presión haces al pedalear. Si se detecta alguna zona errónea, se hace una pequeña modificación, bien moviendo las calas, o bien desplazando el sillín hasta conseguir el movimiento más efectivo.

Cuando ya se han conseguido las medidas correctas, la optimización y la regulación necesaria en esa bici, se trasladan las medidas a la tuya. Se hace una última comprobación y ya tienes la bici a tu medida, como un traje de sastre. Sientes entonces que la bici está hecha para ti. Que es tu media naranja. Sales de ahí con una gran sonrisa por que sabes lo mucho que vas a disfrutarla.

El informe que te pasan es súper completo y si tras unos días, aún sientes molestias, debes volver y terminar los ajustes. Totalmente garantizado.