CÓMO CREAR TU PROPIO GRUPO DE MUJERES EN BICI

CÓMO CREAR TU PROPIO GRUPO DE MUJERES EN BICI

Desde hace tiempo varias me habéis preguntado cómo hemos llegado a ser tantas mujeres en el Club Bizikume. El secreto está en la pasión con la que organizamos las cosas y sobre todo la constancia. Pero para llegar hasta aquí hubo un largo camino que te voy a evitar, para que vayas directa al grano y te ahorres muchas de las vueltas que yo di para lograrlo.

Ahora eres tú la que quiere montar un grupo de mujeres en bici y no sabes por dónde empezar.

Bueno, voy a darte unas pautas para ello.

HAY DOS OPCIONES:

Tú ya montas en bici y quieres conocer a otras chicas que lo hagan contigo.

Y tú no montas en bici, quieres empezar a hacerlo, pero no sabes por dónde empezar.

EN LA PRIMERA OPCIÓN:

Tú ya tienes cierta idea de montar en bici.  

Conoces algunas rutas que sueles repetir.

Sabes más o menos desenvolverte en situaciones de crisis, como en un pinchazo….

Pero no conoces a más mujeres que salgan en bici. O incluso, las has llegado a ver, pero no sabes como contactar con ellas.  

BIEN, ESTAS SON MIS PROPUESTAS.

Puedes ir a tu tienda habitual de bicicletas, que será casi seguro la que más cerca te pille de casa, y deja aviso de que si conocen a otras mujeres que quieran salir, se pongan en contacto contigo.

Quizás tengas cerca un club de ciclismo y ellos cuenten con alguna chica que quiera empezara  salir contigo.

Puedes ir también a la piscina municipal de tu pueblo, o barrio y poner algún anuncio, o cartelito para que te llamen.

Incluso esto mismo puedes hacerlo en tu centro de trabajo. Quizás ya haya alguien que está empezando, o que va en bici al curro y se animaría  a alguna ruta.

O puedes empezar a seguir el programa de líderes de la federación española,  WOMEN IN BIKE, creando tus propias salidas para que se animen más chicas a salir.  Contamos con un cartel para anunciar las quedadas y te enseñamos todo lo que necesitas saber para ello.

En Facebook puedes compartir tus quedadas o seguir las que montamos desde la federación y animarte a salir en alguna de ellas en yosoyciclista.

Te puedes apuntar a cursos de perfeccionamiento de ciclismo, suelen ser de montaña, aunque en Bizikume también los hacemos de carretera, para conocer a más chicas y hacer un grupo con ellas. Si lo que necesitas es algunos consejos puedes encontrarlos en las redes.

Tienes que tener claro el carácter que quieras que tenga el grupo, paseos,  deportivo, viajes… Puede ser que lo que quieras es dar  paseos  y charlar con amigas,  o tu idea sea coger fondo para hacer un viaje que siempre has querido realizar. O terminar la marcha cicloturista de tu pueblo. Sea cual sea tu idea, debes dejarlo claro cuando contactes con las chicas. Cada una tendrá su opción, y os podréis apoyar las unas a las otras para conseguir vuestros objetivos.

Una vez hayas reclutado a unas cuantas chicas, podéis juntaros e incluso valorar la posibilidad de dar el paso y crear un club.

Con el tiempo, hay mujeres que incluso rentabilizan este hobby, sacando provecho a las rutas que hacen, montando viajes, cursos, dando charlas de cómo la bici les ha cambiado la vida, o montando su propio negocio relacionado con esto, bici cafés, ciclo repartos, etc. Esta parte ya requiere de una asesoría mas personalizada que puedes encontrar en esta web.

SI ESTÁS EN LA OTRA SITUACIÓN:

No sabes a penas nada de cómo funciona la bici. Ni los cambios, ni mucho menos arreglar un pinchazo.

No conoces rutas. Ni siquiera sabes por donde puedes ir con tu bicicleta.

No conoces a nadie que te acompañe. Tus amigas son anti deporte.

BIEN, ESTAS SON LAS OPCIONES: 

Puedes acercarte a la tienda de bicis de tu barrio o del pueblo más próximo y preguntar por otras mujeres que monten en bici.

Puedes acercarte al polideportivo y hacer lo mismo, seguro que muchas de las chicas que hacen ciclo indoor quieren probar a salir en bici de verdad.

Trastea entre tus contactos porque siempre hay alguno que ya sepa algo de bicis y le pides que te enseñe, lo más básico, para saber por dónde empezar a salir, y cómo arreglártelas sola.

Puedes mirar en el mapa de líderes y ver si hay alguna cerca de tu localidad y animarte a escribirle para que te ayude a dar ese  paso de empezar a salir en bici.

Puedes animarte a seguir la web de la federación española y ver si hay alguna quedada cerca y así empezar a salir con otras chicas.

En esta situación lo mejor es que inviertas en ti, y aprendas. Quién sabe si en un año no eres tú misma la que monta las quedadas y te encuentras en el primero.

En cualquiera de los casos, aquí estoy yo para asesorarte en lo que necesites.

Rodando a los 70, Matilde

Rodando a los 70, Matilde

Siempre he pensado que no hay edad para nada. Lo vemos a menudo en las noticias, como algo extraordinario, una octogenaria quiere subir el Aconcagua, un centenario corre los 100 metros lisos…

Llevo mucho años practicando deporte y una de las cosas que más me llamaba la atención cuando viaja a competir fuera de nuestras fronteras era la cantidad de gente mayor que veía aún en ese mundillo. En ciclismo, en los mundiales máster en Bélgica éste año había señoras de 70 años, en los triatlones en Francia y en Alemania también. En cambio aquí, no es muy habitual ver a mujeres de más de 60 haciendo deporte y participando en carreras populares.

De hecho pienso en mi madre que ronda los 65 y no me la imagino haciéndolo, creo que no sabe ni andar en bici, y mira que he insistido… Le tiene miedo. Sé que de joven se dedicó a correr croses, poco habitual en su época. Y eso llamaba la atención.

Por eso hoy os quiero hablar de Matilde. 

La conocí en una charla que dí en Pamplona, sobre mujeres y bicis. Asistió como público. Yo comentaba cómo la bici había ayudado a muchas chicas del club a salir  de malos momentos en su vida. Tres casos que me marcaron mucho y fue ahí donde me dí cuenta de la magnitud de éste proyecto. Somos más que un club, más que un grupo de amigas que andan en bici. Somos un grupo humano que nos ayudamos unas a otras.

Al terminar la charla y entrar en la rueda de preguntas, ella nos comentó que también había disfrutado de la bici. Nos decía que para ella era muy fácil saber cuando tenía que cambiar de desarrollos, que te lo pedían las piernas. La invité a hablar un poco más de sus experiencias y nos contó que salía junto a una amiga suya, pero que ésta falleció. Nos quedamos tristes, casi llorando… se emocionó…y me preguntó si yo creía que podía salir con nosotras. Claro que si!! le dije. No tengo la menor duda. Y no me equivoqué.

En un momento nos vimos haciéndole la ficha del club y ya formó parte de nuestras vidas.

Matilde llegará rodando a los 70, y es que no hay quien la pare. Ni siquiera la primera caída que tuvo el primer día que quiso venir con el grupo.

Acercándose al lugar de la quedada sufrió una caída y se rompió la muñeca, la mano tonta que dice ella. Pero eso no fue impedimento para que ella siguiera aportando al club toda la buena energía que desprende.

Acudía a cada quedada, sin bici, para sacar fotos, lo mismo se venía a un puerto y nos había preparado un avituallamiento, o nos cogía los chubasqueros. No se perdía nada.

Al poco de recuperarse de la mano, me dijo que quería mejorar su nado. Hacía tan sólo 4 años que había aprendido a nadar y tenía algo en mente. Empezamos con las clases y al poco me comentó que quería hacer un triatlón. Le dije que hay uno en Donosti ideal para iniciase y empezamos con la programación.

Al mismo tiempo, y ya recuperada de la mano, había empezado a salir con su bici de hace 20 años, claro, con poco desarrollo, manillar estrecho… Pero que se subía cualquier cuesta, su ritmo, pero subía.

Así que su siguiente inversión fue comprarse una bici. Tuvo que vérselas con el vendedor que insistía en venderle una eléctrica y ella, que no, que quería una bici para sudar. El cambió fue espectacular. Salió de la tienda con su bici nueva, con todos los complementos que pidió, incluido el timbre. Tiene una ruta que la llama la rutica Matilde y lo necesita para pedir paso a la gente que pasea junto al río.

Comenzamos en septiembre con los entrenamientos para el triatlón de la mujer en Donosti, y entre correr, nadar y andar en bici, se ha puesto muy muy fuerte. No hay quien la pare!

Zapatillas nuevas para correr, prueba de esfuerzo porque nunca se había hecho una, y con una ilusión que más quisiéramos algunas.

De las primeras rutas que hizo con su bici nueva fue ir de Leitza a Donosti- San Sebastian por la vía verde del plazaola. Os juro que pasaba miedo  de verla correr tanto, ya que bajábamos a más de 40km/h.  Había que verla disfrutar en cada charco. Al tener algo de amortiguación  en su nueva bici, iba buscando los charcos para sentir cómo la sacaba. Gozó como una enana.

A veces nos reímos con ella, porque es muy salada. Nos aparece con una gafas de su época, vintage y  le decimos, vas a la moda Matilde!!

Otro de los retos de Matilde a sus casi 70 años es remar en una piragua y subir al santuario de San Miguel de Aralar en su bici nueva.

Siempre le digo que no hay nada imposible si se entrena y se preparan la cosas, y en eso estamos. Ha colocado su bici vieja en el rodillo, y cuando no puede salir y le toca bici, se pone la tele y a entrenar!!

Desde luego que si seguimos así , cualquier cosa que se proponga lo conseguirá porque ilusión la tiene toda. Es el alma de Bizikume. Y sabe perfectamente que hay salidas a las que ella tanto por nivel como por técnica, no puede asistir pero eso no hace más que darle alas para seguir progresando y poder compartir junto con nosotras el mayor número de salidas. Es una más. Es Matilde.